Posts Tagged ‘United Nations Industrial Development Organization’

In solidarity with the National General Strike of Workers in Puerto Rico

Sunday, November 1st, 2009

New York City DEMONSTRATION

Thursday, October 15th
5 p.m. at (PRFAA)
135 WEST 50th street (between 6th & 7th Avenues)

PUERTO RICO IN CRISIS
Puerto Rico is experiencing very difficult times. Puerto Ricans of the mainland cannot remain idle while Luis Fortuño’s administration move forward with its widespread lay-off policy. This constitutes social and economic barbarism that will only serve to worsen the crisis in which the country is submerged. It will promote privatization of basic infrastructural services to thousands of Puerto Ricans, mostly the poor. Almost 20,000 civil servants already have or will be laid-off their jobs, putting at risk and hopelessness thousands of families affected directly and indirectly by this effort.

The colonial administrations, statehood and commonwealth supporters equally, are guilty of today’s suffocating working-class high taxes, the imposition of a sales tax and the partial or complete privatization of our national patrimonies. We cannot forget Pedro Rosselló’s administration, which privatized great part of our country, including fifty one percent (51%) of Puerto Rico Telephone Company and almost all health services providers throughout the Island. The Calderón Administration privatized the Authority of Aqueducts and Sewage, patrimony that we managed to rescue. To top it all, previous administrations efforts to sell Puerto Rico Telephone Company were concluded by the Acevedo Vilá administration. The transnational Mexican company America Mobil bought it. This unleashed a teacher’s strike, and an attempt to curtail workers rights and a few of the combatant unions in the Island. That same administration, along with the Legislative Assembly of the PNP, imposed the IVU tax and raised taxes to the working-class while exempting special interests from paying taxes. To make matters worse, certain North American unions, with the aim of internationalizing their businesses, have come down to the Island and have started negotiating our constitutional rights, curtailing the working class struggle that has always been a reflection of our people.

Undoubtedly, it is the moment work towards a sincere united front made up of all the progressive and social sectors in struggle to engage the colonial and capitalist crossroads that facing Puerto Rico. In the Island, on October 15th, diverse workers unions, community and student organizations will unite to invoke a NATIONAL GENERAL STRIKE. New York cannot lie back without demanding justice.

We call upon the different organizations, individuals, and activists in the United States to help us fight and support Puerto Rico’s poor, working, and middle classes struggle to demand its socioeconomic rights. At the moment, different activists, together with the Puerto Rican Independence Party, Committee of NY we have decided to meet to organize the required support with the NATIONAL GENERAL STRIKE to be carried out in Puerto Rico. Reason why, we invite you to partake on the protest to take place on October 15th in front of the Offices de Puerto Rico in New York (PRFAA).

Join us, the moment demands it. STOP PRIVATIZATION!
WHEN: Thursday, October 15th, 2009 TIME: 5 p.m.
WHERE: (PRFAA) 135 WEST 50th street (between 6th & 7th Avenues)
apoyotrabajadorespr@gmail.com

PUERTO RICO EN CRISIS
En Puerto Rico se viven tiempos difíciles y en la diáspora es imposible quedarnos de brazos cruzados. La decisión del gobierno de Luis Fortuño de proceder con su plan de despidos masivos de empleados públicos, constituye una barbaridad social y económica que sólo servirá para agudizar la crisis por la cual atraviesa el país e incrementará los procesos de privatización de servicios básicos a miles de puertorriqueños, principalmente a los más margi-nados. Son casi 20,000 empleados públicos que ya han sido y serán cesanteados de sus empleos, po-niendo en riesgo y desesperanza a miles de familias que serán afectadas directa e indirectamente.

Las administraciones coloniales, tanto las que apoyan la estadidad, como las que apoyan al estado libre asociado han sido culpables de que hoy la clase trabajadora esté ahogada por las altas contribuciones, la imposición de impuestos al consumo y la privatización parcial y completa de nuestros patrimonios nacionales. Es imposible olvidar la administración de Pedro Rosselló que privatizó gran parte de nuestro país, entre ella el cincuenta y un porciento (51%) de la Telefónica de Puerto Rico y casi la totalidad de los centros de salud de la Isla. La Administración Calderón privatizó la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, patrimonio que logramos rescatar. Para culminar el resumen de las pasadas décadas la Administración Acevedo Vilá culminó la venta de la Telefónica a la Compañía transnacional mexicana América Móvil, precipitó la huelga de los maestros, con la intensión de eliminar derechos de los trabajadores y eliminar uno de los pocos sindicatos combatientes en la Isla. Esa misma administración, junto a la Asamblea Legislativa del PNP, le impuso el IVU y aumentos en las contribuciones contra la clase trabajadora mientras que se le eximía a los grandes intereses su responsabilidad con nuestro pueblo. Para colmo de males ciertos sindicatos norteamericanos, con ansias de globalizar sus negocios, se han establecido en la Isla negociando derechos constitucionales y maniatando la lucha obrera que caracteriza a nuestro pueblo.

Es sin duda el momento de que trabajemos, para que se dé la unidad a la lucha sincera de todos los sectores progresistas y sociales para combatir la encrucijada colonial y capitalista que sufre Puerto Rico. En la Isla, el día 15 de octubre, distintas organizaciones sindicales, comunitarias y estudiantiles se han unido para realizar un PARO NACIONAL y en Nueva York no nos podemos quedar atrás en reclamar justicia.

Hacemos un llamado a las distintas organizaciones, individuos y activistas en los Estados Unidos para que nos unamos a trabajar y nos solidaricemos con Puerto Rico y las luchas de la clase trabajadora, media y de escasos recursos, en su justo reclamo por sus derechos económicos y sociales. Al momento, distintos activistas, junto al Partido Independentista Puertorriqueño, Comité de NY hemos acordado reunirnos para organizar el apoyo necesario y solidarizarnos con el PARO NACIONAL a llevarse a cabo en Puerto Rico. Por lo que, 15 de octubre le invitamos a participar de la manifestación a realizarse en las

¡ÚNETE! el momento lo exige. ¡BASTA YA DE TANTA PRIVATIZACIÓN!
CUANDO: Jueves, 15 de octubre de 2009 HORA: 5 pm
DONDE: (PRFAA) 135 WEST 50th street (entre 6ta y 7ma Ave.)
apoyotrabajadorespr@gmail.com

PUERTO RICO IN CRISIS!

Wednesday, October 14th, 2009

Thursday, October 15, 2009
Time:
5:00pm – 7:00pm
Location:
(PRFAA) 135 WEST 50th street (between 6th & 7th Avenues)
Description

Puerto Rico is experiencing very difficult times. Puerto Ricans of the mainland cannot remain
idle while Luis Fortuño’s administration moves forward with its widespread lay-off policy. This constitutes social and economic barbarism that will only serve to worsen the crisis in whichthe country is submerged. It will promote privatization of basic infrastructural services to thousands of Puerto Ricans, mostly the poor. Almost 20,000 civil servants already have or will be laid-off their jobs, putting at risk and hopelessness thousands of families affected directly and indirectly by this effort.

The colonial administrations, statehood and commonwealth supporters equally, are guilty of today’s suffocating working-class high taxes, the imposition of a sales tax and the partial or complete privatization of our national patrimonies. We cannot forget Pedro Rosselló’s administration, which privatized great part of our country, including fifty one percent (51%) of Puerto Rico Telephone Company and almost all health services providers throughout the Island. The Calderón Administration privatized the Authority of Aqueducts and Sewage, patrimony that we managed to rescue. To top it all, previous administrations efforts to sell Puerto Rico Telephone Company were concluded by the Acevedo Vilá administration. The transnational Mexican company America Mobil bought it. This unleashed a teacher’s strike, and an attempt to curtail workers rights and a few of the combatant unions in the Island.

That same administration, along with the Legislative Assembly of the PNP, imposed the IVU tax and raised taxes to the working-class while exempting special interests from paying taxes. To make matters worse, certain North American unions, with the aim of inter-nationalizing their businesses, have come down to the Island and have started negotiating our constitutional rights, curtailing the working class struggle that has always been a reflection of our people. Undoubtedly, it is the moment work towards a sincere united front made up of all the progressive and social sectors in struggle to engage the colonial and capitalist crossroads that are facing Puerto Rico.

On the Island, on October 15 , diverse workers unions, community and student organizations will unite to invoke a NATIONAL GENERAL STRIKE. New York cannot lie back without demanding justice. We call upon the different organizations, individuals, and activists in the United States to help us fight and support Puerto Rico’s poor, working, and middle classes struggle to demand its socioeconomic rights. At the moment, different activists, together with the Puerto Rican Independence Party, Committee of NY we have decided to meet to organize the required support with the NATIONAL GENERAL STRIKE to be carried out in Puerto Rico. Reason why, we invite you to partake on the protest to take place on October 15th in front of the Offices of Puerto Rico in New York (PRFAA).

JOIN US, THE MOMENT DEMANDS IT! STOP PRIVITIZATION !
WHEN: Thursday, October 15 th , 2009
TIME: 5 p.m.
WHERE: (PRFAA) 135 WEST 50th street (between 6th & 7th Avenues)
apoyotrabajadorespr@gmail.com

——————————————————-

En Puerto Rico se viven tiempos difíciles y en la diáspora es imposible quedarnos de brazos cruzados. La decisión del gobierno de Luis Fortuño de proceder con su plan de despidos masivos de empleados públicos, constituye una barbaridad social y económica que sólo servirá para agudizar la crisis por la cual atraviesa el país e incrementará los procesos de priva-tización de servicios básicos a miles de puertorriqueños, principalmente a los más marginados. Son casi 20,000 empleados públicos que ya han sido y serán cesanteados de sus empleos, poniendo en riesgo y desesperanza a miles de familias que serán afectadas directa e indirectamente. Las administraciones coloniales, tanto las que apoyan la estadidad, como las que apoyan al estado libre asociado han sido culpables de que hoy la clase trabajadora esté ahogada por las altas contribuciones, la imposición de impuestos al consumo y la privatización parcial y completa de nuestros patrimonios nacionales. Es imposible olvidar la administración de Pedro Rosselló que privatizó gran parte de nuestro país, entre ella el cincuenta y un porciento (51%) de la Telefónica de Puerto Rico y casi la totalidad de los centros de salud de la Isla. La
Administración Calderón privatizó la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, patrimonio que logramos rescatar. Para culminar el resumen de las pasadas décadas la Administración Acevedo Vilá culminó la venta de la Telefónica a la Compañía trans-nacional mexicana América Móvil, precipitó la huelga de los maestros, con la intensión de eliminar derechos de los trabajadores y eliminar uno de los pocos sindicatos combatientes en la Isla. Esa misma administración, junto a la Asamblea Legislativa del PNP, le impuso el IVU y aumentos en las contribuciones contra la clase trabajadora mientras que se le eximía a los grandes intereses su responsabilidad con nuestro pueblo. Para colmo de males ciertos sindicatos norteamericanos, con ansias de globalizar sus negocios, se han establecido en la Isla negociando derechos constitucionales y maniatando la lucha obrera que caracteriza a nuestro pueblo. Es sin duda el momento de que trabajemos, para que se dé la unidad a la lucha sincera de todos los sectores progresistas y sociales para combatir la encrucijada colonial y capitalista que sufre Puerto Rico. En la Isla, el día 15 de octubre, distintas organizaciones sindicales, comunitarias y estudiantiles se han unido para realizar un PARO NACIONAL y en Nueva York no nos podemos quedar atrás en reclamar justicia. Hacemos un llamado a las distintas organizaciones, individuos y activistas en los Estados Unidos para que nos unamos a trabajar y nos solidaricemos con Puerto Rico y las luchas de la clase trabajadora, media y de escasos recursos, en su justo reclamo por sus derechos económicos y sociales. Al momento, distintos activistas, junto Partido Independentista Puertorriqueño, Comité de NY hemos acordado reunirnos para organizar el apoyo necesario y solidarizarnos con el PARO NACIONAL a llevarse a cabo en Puerto Rico. Por lo que, 15 de octubre le invitamos a participar de la manifestación a realizarse en las
¡ ÚNETE! el momento lo exige. ¡BASTA YA!

La Aldea Global y el Puerto Rico soberano e independiente – II

Monday, January 8th, 2007

Carta Abierta
La Aldea Global y el Puerto Rico soberano e independiente – II

Luis A. Ponce y Julio Ortiz Luquis*
ESPECIAL PARA CLARIDAD

“Si algo demuestra la experiencia práctica del siglo XX
es que no hay una sola nación por pequeña, frágil,
distante y huérfana de recursos naturales que sea,
que no pueda sobrevivir y prosperar
si sabe utilizar inteligentemente sus ventajas comparativas.”
Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano, pág. 57

Desarticulados los mitos principales de la independencia –que de repente no habría actividad económica y el hambre nos arroparía, y nuestra seguridad se vería instantáneamente amenazada–, entendemos que no hay que esperar al advenimiento de ésta para demostrar la capacidad e interés de nuestra nación de integrarnos y participar como actor en la política y comercio regionales e internacionales. Históricamente el Departamento de Estado federal le ha negado al gobierno de Puerto Rico la facultad de participación y una personalidad internacional al ELA en foros internacionales y en acuerdos bilaterales. Ante esta vergonzosa realidad el movimiento independentista y soberanista tiene ante sí una misión impostergable de acentuar y desarrollar al máximo la paradiplomacia puertorriqueña. El fenómeno de la paradiplomacia es sintomático de naciones sin estado que trabajan por una identidad diplomática única y una proyección internacional (por ejemplo, El País Vasco, Cataluña, y Escocia). Puerto Rico tiene que ser miembro completo o asociado de cuantas organizaciones internacionales le sea posible para impulsar sus intereses económicos. Las gestiones paradiplomáticas del gobierno de Puerto Rico añadirán mas presión a los Estados Unidos para acelerar, facilitar y garantizar el libre ejercicio de nuestra autodeterminación y soberanía. Ya lo dijo Betances: “querer ser libres es empezar a serlo”. Una nación que está mediatizada por otro estado, pero actúa en función de su soberanía natural, ya está de hecho autodeterminada y “la bola estará en la cancha” de los que tienen que respetar el derecho internacional y la voluntad del pueblo puertorriqueño.

Íntimamente ligada a las gestiones paradiplomáticas puertorriqueñas tiene que estar la creación de una Escuela Superior, a nivel subgraduado y graduado, de Relaciones Internacionales, Diplomacia y Resolución de Conflictos. Esta institución educará a nuestros jóvenes en la labor imprescindible de insertar a Puerto Rico en el mundo y representar sus intereses dentro de organizaciones internacionales y no gubernamentales. También producirá conocimientos en este campo y dotará a la juventud puertorriqueña para trabajar en el sistema de la comunidad internacional (ONU, sus Cuerpos y Órganos Consultivos) y en cooperación y proyectos de desarrollo local y comunal en Puerto Rico y el resto del mundo. Al mismo tiempo, la Escuela potenciará la creación de organizaciones de cooperación no gubernamentales locales y entrenará diplomáticos expertos en relaciones internacionales y economía internacional para aportar nuestro grano de arena a lo que tiene que ser la integración política y económica de nuestro Gran Caribe. El respaldo debe provenir inicialmente de fuentes privadas y de los movimientos cívicos, autonomistas e independentistas puertorriqueños dentro y fuera de la Isla.

Resulta muy significativo que islas caribeñas independientes como Santa Lucía, Dominica y Jamaica, tengan una larga experiencia diplomática en foros internacionales de toda índole y dentro de proyectos efectivos de cooperación regional. Es hora de que Puerto Rico se inserte en esta corriente regional que les ha traído tantos beneficios económicos y estratégicos a estas islas que han ejercido su soberanía dentro de esferas internacionales, para así añadir presión a nuestro caso.

El respaldo a la autodeterminación de Puerto Rico ha sido históricamente incondicional por parte de nuestros hermanos caribeños. La representación de Santa Lucía, una isla de sólo unos miles de habitantes, ejerció gran influencia sobre el tema de la descolonización de Puerto Rico en la ONU por medio de su representante Julián Hunte. Éste expresó que la importancia de esta discusión en el pleno de la Asamblea General es “para que estos asuntos se aclaren, y que el pueblo de Puerto Rico pueda moverse hacia adelante en el ejercicio de su derecho a la autodeterminación.” En la Isla, sin embargo, tenemos a muchos políticos que insisten tratar el asunto del status exclusivamente con el Congreso de los EE.UU., a pesar de que el mismo nunca ha actuado para cambiar nuestra condición de territorio no incorporado desde principios del siglo XX.

Las islas caribeñas agrupadas en el CARICOM (Comunidad Caribeña) se han embarcado en los últimos 30 años en un plan de desarrollo a través de la integración económica y política del Caribe que ha redundado en crecimiento económico y de sus niveles de vida. Su integración es una en constante desarrollo. Esta unión le valió una defensa admirable de su industria bananera durante la década de los noventa dentro de la OMC, aportando así a la presión internacional por un régimen comercial más justo que vele por el bien de las naciones en desarrollo.

Actualmente en Jamaica hay más usuarios de Internet que en Puerto Rico. República Dominicana tiene comercio activo, constante y bilateral con el resto de las islas caribeñas en el campo del turismo que le permite acceder a una industria turística integrada con múltiples paradas y servicios a través del Caribe insular. Los logros económicos de Barbados y Trinidad y Tobago son muy conocidos ya que han alcanzado un sistema educativo de primera dentro de unas economías en franco crecimiento. Esta expansión económica, energética y política del resto del Caribe se ha dado a partir de sus paulatinas independencias que le han permitido crecer defendiendo y velando sus intereses económicos, políticos y sus estrategias de desarrollo.

Las gestiones mencionadas anteriormente persiguen agilizar la acción de los sectores gubernamentales, políticos, económicos y sociales para la eventual descolonización, autodeterminación e independencia de Puerto Rico. Esperar el naufragio de un estatus político o recostarse de la imposibilidad de otro, por más evidencia disponible que lo confirme, es injustificable porque ante la crisis actual la lucha por nuestra soberanía no puede postergarse: tiene que empezar ahora.

Con el despertar soberanista dentro de las filas del Partido Popular Democrático (PPD), le toca al movimiento independentista descargar su responsabilidad para con Puerto Rico y unirse en un frente patriótico. El independentismo tiene que unido dar la batalla en todos los foros posibles (el civil, electoral, comunitario e internacional) y dejar claro que una vez alcancemos la soberanía, nadie la va a regular o restringir. Nuestra independencia será autóctona y basada en los valores puertorriqueños ya históricamente fundados en la ayuda mutua, justicia social y bienestar colectivo.

* Segunda y última parte de este artículo, cuya primera parte publicó en la edición 2794, del 7 al 13 de septiembre de 2006, página 42. Luis A. Ponce se graduó de la Escuela de Servicio Extranjero de la Universidad de Georgetown, Wáshington, DC. Julio Ortiz Luquis posee un Magíster en Relaciones Internacionales de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).